WYSIWYG Web Builder
La falta de dinamismo del mercado interno se puede ver en el hecho de que el “Indicador mensual del consumo privado en el mercado interior” elaborado por el INEGI continúa presentando un desempeño mediocre; y es que a la par con el incremento de 2.2% observado por el PIB el año pasado, el Índice de Volumen Físico de consumo privado en el mercado interior aumentó apenas 2.2 por ciento.

Este incremento en el consumo privado fue producto de un aumento de 2.2% en el consumo de bienes y servicios de origen nacional y de 1.8% en el de bienes importados. Así mismo, cabe señalar que dentro del consumo de bienes y servicios nacionales, el consumo de bienes creció 2.9%, mientras que el de servicios se elevó 1.6%.  Con estas tasas de crecimiento en el consumo no nos debería llamar la atención los datos publicados por el INEGI en los que se mencionan que la esperanza de vida de un negocio comercial en México es de apenas 6.6 años, o bien que el 36% de los nuevos negocios que se abren en México cierren en un lapso menor a un año.

Y es que el problema es que este débil desempeño en el consumo no es un fenómeno temporal o coyuntural que haya iniciado este sexenio, sino que es algo que se viene arrastrando desde hace ya varios años. De acuerdo con cifras del INEGI, en el periodo de 2008 a 2014 el índice de volumen físico del consumo privado total creció13.3%, lo que equivale a una tasa de crecimiento promedio anual de apenas 2.1% en los últimos 6 años.

¿A qué se debe este débil desempeño en el consumo que ocasiona tan alta mortandad de negocios? Hay muchas razones, pero se debe esencialmente al deterioro del poder adquisitivo por parte de la población ocupada. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de INEGI, entre el cuarto trimestre de 2008 y el mismo trimestre de 2014 la población ocupada total creció 11.2%, pero el problema es que la población que gana hasta un salario mínimo creció 25.9%, mientras que los que perciben ingresos de entre 1 y 2 salarios mínimos se incrementaron en 34.6%. Paralelamente, el número de personas que ganan entre 3 y 5 salarios mínimos disminuyeron en 4.8% y los que ganan más de 5 salarios mínimos decrecieron en 33.5 por ciento.

Los datos muestran claramente como ahora hay más gente trabajando, pero con ingresos más bajos que antes. Es por demás preocupante que los que ganan más de 5 salarios mínimos al día disminuyeron en los últimos 6 años de 4.92 millones de personas a sólo 3.27 millones, y de manera paralela los que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos aumentaron de 8.94 a 12.04 millones de personas.

Queda claro que con esta evolución de las características de los empleos en México no podremos aspirar a tener un mercado interno fuerte y por lo tanto seguiremos dependiendo del dinamismo del sector externo, y en especial de los Estados Unidos, para que nos vaya medianamente bien económicamente.

Es evidente que el modelo económico seguido por México de aperturismo comercial sin estrategia, déficit comercial con el continente asiático de 110 mil millones de dólares por año, privilegios para los oligopolios, corrupción, peso recurrentemente sobrevaluado, falta de respecto a la ley, entre otros, no ha funcionado; pero también es cierto que el 100% de la culpa no es del gobierno y que también hay responsabilidad por parte de los empresarios, a quienes en muchas ocasiones nos ha faltado creatividad en los negocios y emprender una búsqueda permanente para que nuestros productos incorporen un mayor valor agregado.

De igual manera, ante la falta de dinamismo del mercado interno, es importante que los empresarios busquemos de manera decidida la manera de incursionar en los mercados de exportación, ya que no es correcto que en México existan sólo 6,108 empresas exportadoras que concentran el 89% del valor total de las ventas de productos manufacturados al exterior.

Como ya se advirtió, es necesario ajustar el modelo económico de México y dejar de apostarle únicamente a la inversión extranjera que llegará por las reformas estructurales. Hay que cambiar las cosas de fondo desde las políticas públicas, hasta la forma de trabajar de los empresarios para que las mejoras en los negocios se traduzcan en incrementos en la productividad y de esta manera puedan crecer los salarios de los trabajadores. Urge romper el círculo vicioso en el que hemos estado inmersos en el último año. Comencemos de una vez.

Director General GAEAP*
La realidad de la economía de México...
Última actualización: 19/Abr/15
Causas del estancamiento económico: empleos cada vez peor pagados
Para crecer  
debemos imitar lo  
que hizo China

México entró en la  
globalización en agosto de  
1986 cuando se adhirió al  
GATT (Acuerdo General  
sobre Aranceles  
Aduaneros y Comercio),  
mecanismo que en 1995  
se transformó en la  
Organización Mundial del  
Comercio (OMC). De igual  
manera, la dinámica  
comercial de nuestro país  
comenzó una fuerte  
transformación a partir  
de que en enero de 1994  
entró en vigor el Tratado  
de Libre Comercio de  
América del Norte  
(TLCAN) y con la  
posterior firma del  
Tratado de Libre  
Comercio con la Unión  
Europea que comenzó a  
operar en julio del año  
2000...... Leer más
Comprometiendo a  
las siguientes  
cuatro  
generaciones

¿Qué pensaría usted si  
escuchara en las noticias  
que el gobierno de México  
está a punto de terminar  
de pagar los bonos a 100  
años emitidos por el  
presidente Venustiano  
Carranza en 1917?  
Seguramente diría que  
fue una irresponsabilidad  
haber endeudado al país  
por tantos años y que  
usted no tiene por qué  
pagar con sus impuestos  
una deuda que generó  
recursos que quien sabe  
en que se invirtieron o  
gastaron.

La realidad es que  
Venustiano Carranza no  
endeudó al país emitiendo  
bonos a plazos de 100  
años. Pero el actual  
gobierno si lo está  
haciendo y de manera  
frecuente.. ....Leer más
¿Qué pasa con el  
dólar?  
Oportunidad para  
México

El tipo de cambio peso-
dólar se encuentra ya en  
un nivel similar al  
observado en marzo de  
2009, cuando vivíamos lo  
más intenso de la crisis  
financiera  
estadounidense. El  
viernes 6 de marzo cerró  
en su modalidad  
interbancaria en $15.49  
pesos por dólar, y la idea  
que priva en muchos  
analistas es que no hay  
nada que pueda impedir  
que ante la eventual alza  
en las tasas de interés en  
Estados Unidos el tipo de  
cambio llegue a niveles de  
16 o 17 pesos por billete  
verde...Leer más
Autor: Alejandro Gómez Tamez*

Las revisiones a la baja respecto a las perspectivas de crecimiento económico de México para este año continúan. El pasado 14 de abril se sumó el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustando su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México de 3.2% a 3.0 por ciento. Por su parte, el organismo internacional reiteró que el impulso para la economía nacional ocasionado por las reformas estructurales será observado hasta finales del presente sexenio.

¿Ante este diagnósticos poco alentadores que debemos hacer? ¿Nos vamos a quedar sentados esperando que lleguen los miles de millones de dólares en inversión extranjera que dinamicen nuestra economía? La respuesta a esta última pregunta es un “no”, ya que la evidencia nos muestra que no obstante los 375.7 miles de millones de dólares que hemos recibido de inversión extranjera entre el año 2000 y el 2014 seguimos teniendo una economía que no tienen motores propios de crecimiento, sino que depende en buena medida del desempeño del sector exportador.
© Copyright 2015 GAEAP
This website is created with WYSIWYG Web Builder from http://www.pablosoftwaresolutions.com
Información de contacto:
Tel. (477) 326-3633
alejandro@gaeap.com

Para estar bien informado todos los días respecto a lo que pasa en la economía y las finanzas de México y el mundo, suscríbete GRATIS al Servicio Informativo de GAEAP
Ir a página principal de gaeap.com
 
Back
Next