Artículos editoriales

Fecha: 25/05/08

Más contrabando es igual a más emigración

Alejandro Gómez Tamez *

 

México lleva varios años teniendo severas dificultades para crear la cantidad suficiente de nuevos empleos, y en este sentido se ha culpado al débil crecimiento económico, a la política fiscal de la Secretaría de Hacienda, a las tasas de interés, al tipo de cambio y a las importaciones, entre otros elementos que inciden directa o indirectamente en la creación de empleos. Sin embargo, no debemos olvidarnos de un factor que esta dañando gravemente a las empresas nacionales: el contrabando.

 

El contrabando y la piratería se han convertido en un verdadero cáncer para la economía nacional, el cual se ha expandido por todo el país ocasionando verdaderos estragos al desarrollo. Estos males afectan negativamente a nuestra nación debido a que impiden una adecuada recaudación de impuestos por la evasión fiscal; inhiben la creación de empleos por el daño al crecimiento industrial; constituyen un engaño y ocasionan un riesgo al consumidor; alteran la estructura de precios del mercado (precios bajos debido a la baja calidad y a que no pagan impuestos); e incentivan a la reducción del nivel de calidad de los productos del mercado mexicano.

 

Para entender el problema del contrabando es necesario primero definirlo. Existen diversas formas de contrabando, pero la más común es la “documentada”, donde existen dos partes centrales, los exportadores e importadores que en complicidad están dispuestos a delinquir. Esto es, se ponen de acuerdo para falsear los datos del pedimento aduanal. En este respecto, hay que recordar que el 31 de marzo de este año se publicaron en México las “facilidades para el comercio exterior y aduanas”, en las que: 1)  Se elimina la obligación de otorgar garantía en la importación de mercancías para calzado, textiles, vidrio, herramientas, juguetes, etc.; 2) Se elimina la obligación de inscripción en el padrón de importadores de sectores específicos (excepto que se trate de la importación de mercancías que puedan representar un riesgo en materia de salud pública); 3) Se elimina la obligación de anexar al pedimento de importación los datos de identificación individual de las mercancías a que se refiere el Anexo 18 de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior vigentes (RCGMCE); y 4) Se elimina la obligación de anexar al pedimento el documento para comprobar el origen de las mercancías sujetas a cuotas compensatorias.

 

Estas medidas para brindar “facilidades” para el comercio exterior harán que el contrabando prolifere aun más de lo que lo está haciendo, ya que el eliminar la obligación de anexar el documento para comprobar el origen de las mercancías se facilitará la “triangulación” a través de países como Estados Unidos; además de que también favorecerá la entrada de productos al mercado mexicano a un precio de venta por debajo de su costo de fabricación (dumpling), al eliminar las regulaciones de precios estimados.

 

Pero, ¿qué es lo que hace que un producto sea considerado de contrabando? Algunas de sus características son: 1.-No pagan impuestos de importación; 2.- Declaran con falsedad pedimentos de importación (por ejemplo: el origen de las mercancías); 3.- Violan patentes, uso de marcas y normas; 4.-Pagan impuestos reducidos; 5.-Se venden como nuevos sin factura; 6.-Ostentan sello NOM/NMX de manera ilegal, violan normas de seguridad; entre otras características.

 

El problema del contrabando y piratería es realmente alarmante y está casi generalizado a nivel nacional. Inclusive la subsecretaria de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, Rocío Ruíz ha señalado que “el 59% del mercado interno se surte de mercado ilegal, al menos la mitad se provee de contrabando y otro 25% en productos de la economía ilegal.”

 

Las estadísticas varían según la fuente, pero de acuerdo a datos del Gobierno Federal, a nivel nacional la piratería y contrabando controlan actualmente en México entre el 50% y el 80% del mercado de las industrias fundamentales para el desarrollo del país. Según ellos, en México, el contrabando y la piratería han generado una pérdida anual de más de 12 mil 500 millones de dólares y más de 600 mil empleos. Veamos solamente algunas cifras sobre el problema:

 

- 5 de cada 10 prendas de vestir que se compran en el país tienen un origen ilícito en el contrabando o en la “piratería”, lo que ha generado una pérdida de 400 mil empleos y un quebranto anual de 9 mil 451 millones de dólares para la industria mexicana del vestido. 

- Dos de cada 3 pares de tenis que se compran en México son “piratas”; mientras que seis de cada 10 pares de zapatos son ilegales.

- De acuerdo con estadísticas de la industria, 8 de cada 10 películas de video que se consumen en el país son “piratas” y le representan un quebranto de hasta mil 100 millones de dólares anuales.

- 50% de las telas que se comercializan en México son de contrabando.

- 3 de cada 10 aparatos eléctricos que se venden en el país son “piratas” y dañan a esa industria con 640 millones de pesos al año.  Además, dejan en el desempleo a 2 mil trabajadores anuales y exponen a los consumidores a graves riesgos para su vida, su integridad física, su salud y para la seguridad de sus bienes.

 

Tenemos un muy grave problema de contrabando en México, y como se ha señalado, para realizar el contrabando por lo general se necesita de dos partes: el importador y el exportador. En este sentido hay que preguntarnos que están haciendo gobiernos como el de Estados Unidos para sancionar a sus empresas que se prestan para realizar actividades de  contrabando. Se conoce de muchos casos en los que empresas estadounidenses señalan en sus pedimentos aduanales que el producto que están exportando hacía México es de Estados Unidos, cuando en realidad proviene de algún otro país con el que México no tiene tratado de libre comercio (China por ejemplo).

 

Los Estados Unidos son muy buenos exigiendo al gobierno de México resultados en la lucha contra las drogas por que eso les afecta. ¿Por qué el gobierno mexicano no le exige al de  Estados Unidos sanciones severas para sus exportadores que den datos falsos en los pedimentos aduanales y cooperen con el contrabando?

 

Cabe recordar que el 11 de mayo de este año el presidente Felipe Calderón asumió “un serio compromiso” ante los empresarios de la industria del vestido y los invitó a hacer un frente común para evitar el contrabando y el comercio ilegal en México. ¿Será cierto este compromiso o fue simple demagogia para quedar bien? ¿Hay realmente un compromiso del gobierno federal por frenar el contrabando y así ayudar a la planta productiva nacional a crear empleos y generar riqueza? ¿Si hay una verdadera intensión de combatir el contrabando entonces porque se publicaron las “facilidades para el comercio exterior y aduanas”?, ¿Realmente desea el gobierno mexicano que nuestras empresas sigan perdiendo empleos para que nuestra gente continúe migrando hacía los Estados Unidos? Estas preguntas deben ser respondidas porque de ellas depende buena parte del futuro económico nacional.

* Director General GAEAP

alejandro@gaeap.com

 

 

 

 

Promoviendo la cultura de la información económica y  financiera

 

 

Alejandrogomeztamez.com

Información de contacto:

Teléfono: 477-326-3633

 

Para estar bien informado todos los días respecto a lo que pasa en la economía y las finanzas de México y el mundo suscríbete GRATIS al  Servicio Informativo de GAEAP

Visita nuestro blog: