Artículos editoriales

Fecha: 16/12/08

El oligopolio de los bancos

Alejandro Gómez Tamez *

En enero de 2009, cuando comience a sentirse en México con más fuerza la situación recesiva, empezará a cobrar más importancia el debate acerca de la conveniencia de imponer un límite a las tasas de interés que pueden cobrar los bancos comerciales en nuestro país. Y es que apenas hemos presenciado las primeras escaramuzas entre la Asociación de Banqueros de México, legisladores, algunos académicos y empresarios. Seguramente el debate comenzará a enfriarse conforme se acercan las fiestas decembrinas, pero tiene todos los elementos para resurgir con fuerza el mes próximo.

 

Quisiera en este artículo presentar algunas reflexiones en relación a este tema con el fin de contribuir con elementos duros, acerca de la discusión que se avecina.  Utilizaré algunos ejemplos de cómo operan los mercados de las tarjetas de crédito en los Estados Unidos y luego mencionaré algunos elementos de lo que está sucediendo en México.

 

Si bien es cierto que en los Estados Unidos no existe en la práctica un límite sobre cuanto es lo que pueden cobrar los bancos por sus tarjetas de crédito, si es una realidad que las tasas que se cobran en dicha nación son considerablemente más bajas que las que pagamos en México.

 

En los Estados Unidos la mayoría de los estados tienen leyes de usura que regulan las tasas en los diferentes tipos de créditos, pero estas leyes solo aplican a los bancos establecidos en dicho estado y no protegen a los consumidores que piden prestado a acreedores fuera del estado. Así, lo que ocurre en muchas ocasiones es que los bancos emisores de tarjetas de crédito se establecen en estados donde no hay leyes que sancionen la usura (como Delaware), y desde sus oficinas en dicho estado tramitan tarjetas para sus clientes en donde no pueden cobrar “altas” tasas de interés. 

 

De acuerdo al portal de internet rates.interest.com, para una persona con un “buen” crédito (no estamos hablando de alguien con crédito “excelente”) existen diversas opciones de tarjetas de crédito con tasas accesibles en los EE.UU. Cabe señalar que en dicho país las tasas se establecen como un porcentaje por encima de la tasa preferencial o Prime. En otras palabras se establece como un porcentaje APR (Above Prime Rate que en español significa “por encima de la tasa preferencial”). Así como en México la mayoría de los créditos se liga a la TIIE más un porcentaje.

 

De esta manera, una persona residente del estado de Nueva York, puede contratar la tarjeta Advanta Customizable Platinum Business Card a una tasa 7.99% APR; o bien, pudiera hacerse de la Alaska Airlines Visa con una tasa de 12.99% APR, o la AT&T Universal Savings Platinum por 7.99% APR; o sino la Bank of America Accelerated Rewards que tiene una tasa que oscila entre el 9.99 y el 19.99% APR.

 

Si tomamos en consideración que en el mes de noviembre la prime rate en Estados Unidos fue de 4%, pues entonces una persona con un “buen” crédito en los Estados Unidos puede obtener una tasa en su tarjeta de crédito en un rango que oscila entre el 11.99% y el 23.99%. En otras palabras, la tasa oscila entre el 1 y el 2% mensual.  Por otra parte, también es importante señalar que en los Estados Unidos, cuando una persona deja de pagar su tarjeta de crédito, la tasa moratoria que se carga es de 29% en la mayoría de los casos, y solamente unos cuantos bancos llegan a cobrar hasta un 33% como tasa moratoria máxima.

 

Por su parte, en México, de acuerdo con Enrique Bautista Villegas, los 13 bancos que concentran el 90% del mercado de tarjetas de crédito cobraron entre un 45 y un 70% de interés anual durante el mes de octubre de este año.  De acuerdo con Bautista, en dicho mes cobraron una tasa de interés de 69.49% anual, un nivel superior en 17 puntos porcentuales a la de 52.30% anual, reportada para el mismo mes de 2007.

 

Estos datos son sumamente importantes, ya que implican que en nuestro país pagamos 178% más por la tarjeta Banamex clásica que los tarjetahabientes del Citibank en los Estados Unidos, al pagar por ella 77.02% anual contra lo que se paga allá; 115% más por la tarjeta Bancomer Visa, que lo que los tarjetahabientes de este banco pagan en España, al pagar por ella 80.76% anual; el costo promedio de una cuenta de HSBC en México es cinco veces mayor que en Inglaterra al pagar por ella 71.11%; por la tarjeta Santander visa clásica se paga 84.2%; por la American Express 73.96%; por la Banregio clásica 67.91%; por la Banorte clásica 65.51%; por la Scotiabank visa clásica 60.4%; por la Ixe visa Clásica 52.34%; por la Inbursa clásica 50.72%; por la Afirme clásica 47.58%;  y por la Invex clásica se paga una tasa de 113.4%.

 

Los bancos no quieren frenar sus abusos en tasas de interés y comisiones,  y lo único que están consiguiendo es frenar el desarrollo nacional y hacer que la cartera vencida crezca de forma exponencial en perjuicio de los mexicanos y eventualmente de ellos mismos al matar poco a poco la gallina de los huevos de oro de la que han obtenido miles de millones de pesos cada año en utilidades. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, al mes de octubre la cartera vencida de los usuarios de tarjetas de crédito era de 30 mil 778 millones de pesos, cifra mayor en poco más de 10 mil millones a la registrada a diciembre del año pasado, lo que significó un incremento de casi 50%.

 

Otra forma de ver este problema nacional de creciente cartera vencida es analizando que, de acuerdo al Buró de Crédito,  en los 12 meses recientes, un millón 190 mil tarjetahabientes se volvieron insolventes, lo que implica unas 3 mil personas por día. Imaginémonos como hay entonces miles de familias que cada semana ven perdida su tranquilidad y como se prolonga una pesadilla financiera.

 

Se ha comentado ampliamente que Carlos Slim se ha pronunciado en contra de los abusos de los banqueros con sus tasas y comisiones que cobran. El problema que vivimos en México con las tasas de interés y la actitud de los banqueros fue explicado claramente por Slim al señalar: “Y lo peor es que esas tasas de interés son insostenibles, impagables en la mayoría de los casos. Y aunque hay un aumento en la cartera vencida, que podría justificar que la tasa sea mayor, es un riesgo tenerla tan alta, porque lo que va a provocar es la falta de pago”.

 

Las palabras de Slim no son solamente una crítica, este empresario mexicano es el dueño del Banco Inbursa, el cual de acuerdo a la CONDUSEF, es la institución bancaria que cobra la tasa y tiene el CAT más bajos: 24 y 29.55% respectivamente.  Así, no sólo Slim habla analíticamente y hace una crítica responsable a favor de México, sino que además predica con el ejemplo al ofrecer a sus clientes dichas tasas de interés sustancialmente más bajas.

 

Por otra parte, lo que si resulta patético es que Luis Pazos se haya convertido en defensor de los bancos desde la misma CONDUSEF y haya dicho que el poner topes a las tasas de interés es equivalente a la “pena de muerte” porque ninguno de los dos tendría utilidad. Llama la atención como hay funcionarios incrustados en el gobierno federal que ve más por los intereses de la banca comercial que por los intereses de la nación; concretamente estas son personas que no ven por el desarrollo económico y la creación de empleos en México. De acuerdo con legisladores, son algunos funcionarios de la Secretaría e Hacienda que contribuyen al enriquecimiento de los grupos bancarios (que como ya sabemos, en su enorme mayoría no son mexicanos) y no les importa la situación adversa que generan en empresas y hogares mexicanos.

 

Y en relación a las declaraciones de Luis Pazos, cabe señalar que legisladores del PRI y el PRD ya han señalado que el Presidente, Felipe Calderón, y el Secretario de Hacienda, Agustín Carstens, deben actuar “con dignidad, y por encima de sus intereses personales y de grupo, despidan a su subordinado porque ha traicionado a la ciudadanía, que es el motivo principal de su ejercicio en el poder”.

 

Es que eso es lo que se debe hacer: despedir del gobierno federal a todos aquellos servidores públicos que se preocupan más por cuidar los intereses de los banqueros, que atender las necesidades de los ciudadanos y empresarios mexicanos, los cuales son sujetos de abusos por parte de una banca comercial que cobra los intereses que quiere justificándose en una “competencia” que en los hechos no existe, y que es solapada por autoridades que no ponen freno a estos abusos que obstruyen el crecimiento de la producción y el empleo nacional.  ¿Y es que no se da cuenta el gobierno de que cada peso que un ciudadano paga a la banca es un peso menos que podrá destinar al consumo de bienes y servicios? Cada peso que es destinado a la banca, en lugar de a la planta productiva, es un factor que hace que el ritmo de creación de empleos en este país sea tan mediocre.

 

Como conclusión podemos señalar que afortunadamente no todos los sectores económicos en México son como los bancos, quienes solamente piensan en ellos mismos y se preocupan por la forma de cabildear con legisladores y funcionarios de la SHCP, para mantener sus gigantescas utilidades. En México hay empresarios que luchan todos los días por servir a los demás y ganar una utilidad modesta ante la fuerte competencia que enfrentan desde el mismo México y desde el exterior.

 

En México, si la SHCP y los legisladores están realmente comprometidos con el desarrollo nacional, el crecimiento de la producción y del empleo, entonces deberían hacer menos complicada la creación de bancos comerciales. Obviamente no se busca que se caiga en un desorden y que haya bancos en manos de personas no solventes; pero de lo que si se trata es de crear verdaderas condiciones de competencia en este sector que ha estado protegido, y en el cual las mayores ganancias son para extranjeros que abusan de los mexicanos porque el gobierno mexicano se los permite.

 

*Director General GAEAP

alejandro@gaeap.com

 

 

Promoviendo la cultura de la información económica y  financiera

 

 

Alejandrogomeztamez.com

Información de contacto:

Teléfono: 477-326-3633

 

Si te interesa reproducir nuestros contenidos en tu sitio de internet o medio impreso da click en Agencia NotiLeón para que conozcas las alternativas que tenemos para ti+

Visita nuestro blog alejandrogomeztamez.com

Visita nuestro blog: