Artículos editoriales

Fecha: 27/04/08

Un espejismo económico

L.E. Alejandro Gómez Tamez

             El pasado miércoles 23 de abril estuvo en León el Subgobernador del Banco de México (Banxico), Everardo Elizondo Almaguer, y dicho funcionario planteó un escenario relativamente positivo acerca de la economía nacional. Entre otras cosas desechó la preocupación de varios empresarios por la sobrevaluación del peso, habló acerca de las oportunidades que se abren a los exportadores nacionales dado que el peso se ha devaluado fuertemente frente al euro y también mencionó la favorable perspectiva de crecimiento económico para el primer trimestre de este año,.  Estas tres, parecen muy buenas noticias, el Banxico quiere que veamos “un oasis”, cuando en realidad se trata de un espejismo económico. En este breve ensayo trataré de explicar porque se trata de un espejismo.

Durante su intervención, el Licenciado Elizondo señaló que el nivel de la paridad peso – dólar es determinada libremente por las fuerzas de la oferta y demanda y que el Banxico no interviene para determinar el tipo de cambio de equilibrio. La realidad es que el Banxico si interviene en el mercado cambiario a través de la determinación de las tasas de interés. En la medida en que las mantiene altas y en otros países (como en los Estados Unidos) las bajan, entran más recursos a nuestro país buscando un elevado rendimiento, lo que hace que el tipo de cambio peso – dólar baje y nuestra moneda se aprecie. El Banxico si interviene en el mercado bancario de manera indirecta, lo que ocasiona un elevado nivel de sobrevaluación del peso, lo que perjudica tanto a exportadores como a empresarios locales.

             De acuerdo con estimaciones del Grupo Asesores en Economía y Administración Pública (GAEAP), el margen de sobrevaluación del peso frente al dólar es ahora en día de aproximadamente 15.5 por ciento. Lo que implica que el dólar debería costar unos $12.10 pesos, y en la realidad vemos que cuesta $10.46 pesos. 

             El espejismo que pintó Everardo Elizondo continuó cuando en otra parte de su intervención, el funcionario señaló que México no ha perdido competitividad por su revaluación frente al dólar porque al mismo tiempo nuestra moneda se ha devaluado de manera importante frente al euro. Entre marzo de 2007 y el mismo mes de 2008 el peso mexicano se revaluó frente al dólar 3.63 por ciento y se devaluó frente al euro 13.83 por ciento. Pero esto no ayuda en mucho a los negocios mexicanos, ya que aproximadamente el 85 por ciento de las exportaciones mexicanas se cotizan en dólares y no en euros, por lo que para todos fines prácticos, nuestros exportadores están recibiendo menos pesos por sus dólares. Esto implica un problema para los exportadores nacionales, ya que sus costos de producción se encarecen día con día en pesos, por lo que su precio de venta en dólares es cada vez más alto. Y un importante dato adicional, el yuan chino esta fijado al dólar, por lo que en la misma proporción en que se ha depreciado el dólar, lo ha hecho el yuan. Esto implica que los productos chinos se están haciendo más baratos, mientras que los mexicanos se han vuelto más caros en el mercado estadounidense.

             En cuanto al crecimiento económico que planteo Everardo Elizondo para el primer trimestre de este año, dijo que sería de aproximadamente un 3.5 por ciento, por lo que la economía mexicana marcha bien. Esto no es del todo cierto y también es un espejismo económico, ya que para el Fondo Monetario Internacional está previendo que para todo 2008 México crezca en su PIB solamente 2 por ciento. Entonces, esto implica que las tasas de crecimiento del segundo al cuarto trimestre de este año serán sustancialmente más bajas.   

             Las cosas se complican cuando vemos que el Banco de México tiene una política monetaria restrictiva (para mantener artificialmente elevadas las tasas de interés y así provocar la apreciación del peso para contener de esta forma la inflación), ya que esta política opera con un rezago de aproximadamente un año. Esto implica que las decisiones de política monetaria que se toman hoy surtirán efecto en un año aproximadamente, por lo que podemos prever que el Banxico está provocando que la recesión en México (cuando ésta llegue) dure más de lo que de otra manera duraría.

             Por último, cabe señalar que el Banco de México constantemente justifica que el peso no está sobrevaluado porque las exportaciones siguen creciendo. En este respecto cabe señalar que también se trata de un espejismo porque las grandes exportaciones de México son realizadas por una centena de empresas transnacionales. Es el micro y pequeño empresario el que se ve afectado negativamente por la sobrevaluación del peso. Además de que también se ve afectado el productor local que ve como los productos importados inundan los anaqueles de las tiendas locales.

             Finalmente, hay que preguntarle a los economistas del Banco de México qué pasará con la economía mexicana cuando Estados Unidos finalmente se recupere y termine el excesivo grado de sobrevaluación del euro frente al dólar. ¿Cómo va a afrontar México el problema del ajuste en el tipo de cambio que se va a ocasionar cuando el dólar se revalúe frente al euro?  ¿Cómo van a contener la inflación que se ocasionará cuando el dólar recupere su valor? Ahora se está a tiempo de realizar un ajuste gradual y ordenado, tal vez más adelante sea demasiado tarde y de mayor tamaño el ajuste. Por el momento, como empresarios debemos abrir los ojos y no dejarnos llevar por un espejismo de prosperidad, debemos ver la realidad para poder arreglar los problemas presentes y futuros.

* Director General GAEAP

alejandro@gaeap.com

 

 

Información de contacto:

Teléfono: 477-326-3633

 

Para estar bien informado todos los días respecto a lo que pasa en la economía y las finanzas de México y el mundo suscríbete GRATIS al  Servicio Informativo de GAEAP

Visita nuestro blog: