Artículos editoriales

Fecha: 12/06/09

Secretaría de Economía: ¿A cuantos exportadores vas a apoyar?

Alejandro Gómez Tamez*

La industria automotriz en México no deja de padecer los problemas asociados a la caída de la actividad económica y del consumo a nivel mundial y nacional.  Tenemos que el lunes 8 de junio la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) informaron que la producción de esta industria en México se desplomó 41.7 por ciento de enero a mayo de este año, mientras las ventas nacionales retrocedieron 30.6 por ciento. Por su parte, las exportaciones, que representan 55 por ciento de la producción automotriz del país, cayeron 41.5 por ciento en el periodo de enero a mayo de este año con respecto al mismo periodo de 2008.

 

Este ha sido básicamente el comportamiento de este sector de actividad en lo que va del año, y para muchos estas cifras son muy alarmantes. La gente en el gobierno federal comparte esta preocupación, y es por ello que muchos de los programas que implementan, entre los que destacan los de apoyo a empresas en paro técnico, han estado destinados principalmente a las empresas de la industria automotriz.

 

Esto le ha merecido a la Secretaría de Economía diversas críticas por parte de líderes empresariales que han manifestado su inconformidad por la enorme cantidad de otras actividades manufactureras a las que no se les apoya de la misma manera. Y es que en las ramas de textiles, calzado, plástico, muebles, entre otros, también se registran importantes problemas por la caída de sus ventas y producción, lo que se ha traducido en despidos masivos de personal. Hay que mencionar que de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el número de trabajadores asegurados en la industria de la transformación disminuyó en 423 mil 144 personas entre abril de 2008 y el mismo mes de 2009. ¿Entonces porque centrar los esfuerzos de apoyo en la industria automotriz y algunas otras actividades que producen bienes duraderos exclusivamente?

 

Lo hemos mencionado en innumerables ocasiones: para que México salga más rápidamente de la situación recesiva en la que se encuentra, es necesario que se dé un apoyo gubernamental decidido a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de la misma manera que se han apoyado a las empresas del ramo automotriz. Pero además, es necesario que se implementen fuertes incentivos para que muchas más mipymes puedan incorporarse a los mercados de exportación.

 

El apoyo a las mipymes se vuelve fundamental para que México se recupere y esto lo constatamos al apreciar que en la actualidad siete de cada diez empleos que se generan en el país son creados por Pymes (de acuerdo con un estudio de Pedro García Caudillo). Además de que según el Censo Económico de 2004 en México el 95 por ciento de las empresas son micro, el 3.9 por ciento son pequeñas, el 0.9 por ciento son medianas y solamente el 0.2 por ciento son grandes.  Así, de un total de 3 millones 5 mil 157 unidades económicas registradas en dicho censo, solamente 6 mil 10 son grandes. Así, en la medida en que la Secretaría de Economía focaliza los apoyos más importantes para las empresas grandes, pues está dejando de atender al 99.8 por ciento de las empresas en México.

 

Y en relación a los apoyos en comercio exterior, tenemos que de acuerdo a la Secretaría de Economía, de los poco más de 3 millones de unidades económicas registradas, solamente el 1.2 por ciento exporta. Esto implica que en el año 2005 (dato más reciente que pude encontrar) solamente 37 mil 344 empresas participaron en el mercado exportador.

 

El problema de la falta de actividades exportadoras en las micros y pequeñas empresas se hace aun más evidente cuando analizamos que en México en el año 2005 sólo 601 empresas se quedaron con el 76.3 por ciento del valor exportado.  Esas 601 empresas (que no necesariamente son mexicanas y que tienen ventas de más de 50 millones de dólares anuales cada una) representan apenas el 1.6 por ciento de las empresas exportadoras y el 0.02 por ciento de las unidades económicas registradas existentes.

 

En el año 2005 había alrededor de 32 mil empresas exportadoras con ventas inferiores al millón de dólares al año, lo que representa el 85 por ciento del total de las empresas exportadoras, pero que contribuyeron únicamente con el 1.7 por ciento del total de las exportaciones nacionales. O puesto de otra forma, son 5 mil 344 empresas aproximadamente las que exportan el 98.3 por ciento de las ventas de México al exterior.

 

Ante todo este panorama que denota la concentración de los beneficios del comercio exterior, es evidente la necesidad de un cambio de estrategia que se vea plasmado en las políticas públicas federales. No estamos pidiendo que se deje de apoyar a la industria automotriz ni a las que se apoya ahora en día, sino que se deje de apoyar exclusivamente a estas actividades. Es cierto que la Secretaría de Economía podrá argumentar que sí apoya a las mipymes, el problema es que estos son apoyos muy limitados (para unos cuantos) y no se incentiva a este tipo de empresas de la misma manera como si se apoya a las empresas automotrices y productoras de algunos bienes duraderos.

 

Por las razones anteriormente expuestas, el sector automotriz debe dejar de ser el eje de la política exportadora nacional (aunque las autoridades no lo digan, en los hechos queda claro que si lo es ya que sus exportaciones representaron de enero a abril de 2009 el 19.07 por ciento del total de las exportaciones mexicanas, cifra de casi el doble de lo que representaron en ese mismo periodo las exportaciones petroleras). El gobierno federal debe voltear a ver a las mipymes como opción exportadora y en ese sentido debe fijar metas claras sobre el número de éstas que recibirán apoyos útiles para la exportación y cuantas de éstas deberán incorporarse a la actividad exportadora en los próximos tres años. Una meta razonable pudiera ser un incremento de un 10 por ciento en el número de empresas exportadoras cada año.

 

Sin apostamos fuerte por el sector exportador saldremos más rápidamente de la actual crisis económica. Con esta estrategia fue como salimos de la crisis de 1995 y el sector exportador siempre ha sido una tabla de salvación económica para México. Es cierto que ahora en día la economía mundial está en recesión, lo cual complica las cosas, pero desde luego que sigue habiendo comercio internacional y hay empresas mexicanas que siguen exportando. No es verdad que todos los mercados de exportación se hayan cerrado.

 

Además, si tomamos en cuenta el tiempo que se tarda una empresa en cerrar un negocio internacional, pues apenas estamos en tiempo de que la Secretaría de Economía implemente los programas de apoyo para que las empresas comiencen a buscar clientes potenciales y se concreten las primeras ventas de éstas para cuando la economía mundial comience a registrar tasas de crecimiento positivas. 

 

Comentábamos la semana pasada que México debe estar listo para crecer cuando el resto del mundo comience su recuperación. Una forma de engancharnos a la locomotora de crecimiento mundial es mediante un sector exportador diversificado en el que participen la mayor cantidad posible de empresas. Si México deja rotos sus vínculos de negocios con el resto de mundo el resto del mundo comenzará a crecer, pero México seguirá en recesión.  Entonces, Secretaría de Economía, dinos ¿A cuantos exportadores vas a apoyar?

 

Director general GAEAP*

alejandro@gaeap.com

 

 

 

 

Información de contacto:

Teléfono: 477-326-3633

 

Si te interesa reproducir nuestros contenidos en tu sitio de internet o medio impreso da click en Agencia NotiLeón para que conozcas las alternativas que tenemos para ti+

Visita nuestro blog alejandrogomeztamez.com

Visita nuestro blog: