Artículos editoriales

Información de contacto:

Teléfono: 477-326-3633

 

Fecha: 20/10/13

La Ley de ISR nos hundirá más

Alejandro Gómez Tamez*

 

Los pronósticos sobre el crecimiento de la economía mexicana este año y el que sigue son cada vez más sombríos. Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI), como el banco Santander acaban de ajustar sus previsiones de crecimiento del PIB mexicano para este año a la baja a tan sólo 1.2%, y ya hay voces que mencionan que no llegaremos ni al 1%. 

 

Como hemos señalado en anteriores entregas, el descarrilamiento de la economía mexicana se debe a diversos errores de política económica, entre ellos el fuerte subejercicio del gasto público por parte del Secretario de Hacienda. Pero ahora en día las cosas se ven aún más complicadas, ya que se espera un escenario muy difícil para las empresas y por lo tanto para la creación de empleos formales, derivado de lo que la Cámara de Diputados aprobó en materia de Ley de Ingresos 2014.

 

Como veremos en esta entrega, desafortunadamente el gobierno federal le tuvo miedo a Andrés Manuel López Obrador, a los partidos de izquierda y sus huestes y prefirió darle una puñalada a la clase empresarial mexicana y a la capacidad productiva del país. Esto denota su falta de visión, ya que en aras de evitar manifestaciones callejeras ante un aumento del IVA a los alimentos y medicinas, prefirieron golpear con el ISR al contribuyente cautivo que no sale a manifestarse a las calles, pero que si puede cerrar sus empresas y entonces mandar un ejército de desempleados a manifestarse.      

 

Como veremos en esta entrega el texto enviado al Senado en materia de Ley de ISR, y que tienen hasta el 31 de octubre para aprobar, no incentiva el crecimiento de las empresas, y hará más costoso y difícil ser empresario en México. Esto provocará que el proceso de desindustrialización se acrecenté, y que los industriales se den cuenta de que ahora resultará más simple (y con menos probabilidades de acabar en la cárcel) el producir en el extranjero e importar, que producir en México. Así que las fuentes de empleo difícilmente se establecerán en nuestro país. 

 

Con esto en mente, analicemos que es lo que aprobaron los diputados y lo que ahora tendrán que revisar los senadores en materia de Ley de ISR:

 

Para Empresas:

1. El texto enviado por la Cámara de Diputados de ninguna manera incentiva el crecimiento de las empresas, ya que castiga la adquisición de capital al eliminar la deducción inmediata de inversiones. Además no serán deducibles en un 53% las prestaciones laborales exentas para los trabajadores. (Art. 28 fracción XXX), y tampoco serán deducibles el 53% de las aportaciones complementarias a fondos de pensiones. (Art. 25 fracción X). Esto genera un impacto como si no hubieran eliminado el IETU.

 

2. También se castiga la contratación de personal en las empresas porque no se permite la deducción de cuotas de seguridad social de trabajadores pagadas por el patrón.  Y hay que tener mucho cuidado porque para que proceda la deducción de salarios, los mismos deberán estar soportados con comprobantes fiscales digitales.

 

3. México pierde competitividad en el contexto internacional, ya que las empresas terminarán pagando una carga fiscal cercana al 50% (30% de ISR, 10% de impuesto a los dividendos y 10% de reparto a los trabajadores). La tasa promedio pagada por las empresas de los países de la OCDE es de 25.4%. Con estas condiciones a ver quién quiere invertir en México.

 

4. Se establecen restricciones en la deducción de operaciones pasivas celebradas con partes relacionadas. (Art. 28 fracción XXXI) y ya no serán deducibles los donativos que se realicen entre partes relacionadas, esto último limitará las causas sociales que implementan empresas en beneficio de sectores vulnerables. (Art. 28, fracción XXXII)

 

5. En el caso de enajenaciones a plazo (ventas en abonos) se elimina la posibilidad de acumular en el ejercicio la parte cobrada en el mismo, por lo que se tiene que acumular la totalidad del precio pactado. 

 

6. Ante la eliminación de la consolidación fiscal, se incorpora el Régimen Opcional para Grupos de Sociedades, y se establecen las reglas para la salida de consolidación.

 

7. En el sector de maquilas para determinar su utilidad fiscal solo lo podrían hacer por medio del método de Safe Harbor, no pudiendo utilizar otros métodos que permite la Ley vigente (Art. 182).

 

8. Solo se permitirá la deducción del 8.5% de consumos de restaurantes que sean pagados con tarjetas electrónicas, no aplica a viáticos. (Art. 28 fracción XX)

 

9. Las inversiones en automóviles serán deducibles hasta por $130,000.00.

 

10. Gravamen de 10% a las ganancias generadas en la Bolsa Mexicana de Valores.

 

11. El régimen de incorporación fiscal contempla a contribuyentes cuyos ingresos en el ejercicio inmediato anterior sea hasta de 2 millones de pesos.

 

Personas físicas:

12. Aumento de tasas de ISR a personas físicas de la siguiente manera (Art. 152):

        ◾Tributarán a una tasa de 31% las personas físicas con ingresos mayores de 500,000 pesos.

        ◾Tasa de 32% a los ingresos superiores a 750,000 pesos.

        ◾Tasa de 34% a los que obtengan ingresos por encima de 1,000,000 de pesos anuales.

        ◾Tasa máxima de 35% a los que perciban ingresos superiores a 3,000,000 de pesos.

 

13. Aunado a lo anterior, se da un duro golpe a la clase media al limitar las deducciones personales de personas físicas a $94,400 o el 10% del ingreso, lo que resulte menor. Con esta medida se limitan, entre otros, las aportaciones voluntarias a la subcuenta de retiro, los donativos, los intereses de créditos hipotecarios, las primas de seguros de gastos médicos, entre otros. Además de que dentro de esta restricción se consideran los pagos de contratación de seguros de jubilaciones o de cuentas de ahorro que presumiblemente son deducibles hasta 150,000 pero con la limitante antes señalada el conjunto de todas estas deducciones no debe rebasar los 94,400 aproximadamente. (Art. 151)

 

14. En enajenación de casa habitación de personas físicas se exenta hasta 700 mil UDIS y siempre que durante los cinco ejercicios anteriores a la enajenación no se hubiera enajenado otra casa habitación. (Art.  93 Fracción XIX, inciso a).

 

Como puede verse, existe un grave riesgo de complicar aún más la situación que vive el país en materia de crecimiento y creación de empleos. No hay incentivos para que los empresarios inviertan ni contraten personal, mientras que la clase media pagará más impuestos y sus deducciones serán mucho más acotadas.

 

Y lo peor, es que toda la carga extra será absorbida por los causantes de siempre (los cautivos). Además de que el gobierno en ningún momento hace un compromiso serio por implementar una lucha a fondo contra el cáncer de la corrupción que invade a la administración pública.

 

Ojala que los senadores le enmienden la plana al Ejecutivo Federal y a sus compañeros diputados y hagan lo correcto, lo cual consiste en implementar un IVA generalizado a alimentos y medicinas, y dejen trabajar a quienes con su esfuerzo crean los empleos en este país a pesar de todas las piedras que la autoridad les pone en el camino: los empresarios.

 

Director General GAEAP*  

alejandro@gaeap.com

alejandrogomeztamez.com

 

 

 

 

Promoviendo la cultura de la información económica y  financiera

 

 

Alejandrogomeztamez.com

Para estar bien informado todos los días respecto a lo que pasa en la economía y las finanzas de México y el mundo suscríbete GRATIS al  Servicio Informativo de GAEAP

Visita nuestro blog: