WYSIWYG Web Builder
Reporte del Economist Intelligence Unit publicado por el periódico La Jornada el 22 de julio de 2014.

La mano dura no funciona

América Latina es la región más violenta del mundo. Más de un millón de personas murieron a consecuencia de la violencia criminal en la década pasada, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En Honduras, el país con más asesinatos en el planeta, la tasa de homicidios en 2012 fue de 90.4 personas por cada 100 mil habitantes: una epidemia mortal que se traduce en 7 mil 500 muertes por año en una ciudad del tamaño de Londres (donde la cifra real en el año fue de 112).
El crimen letal es sólo parte de la historia. Los robos casi se han triplicado en los 25 años pasados, en contraste con las tendencias en otros lugares. Si bien existen enormes diferencias entre países (y dentro de ellos) en América Latina los costos del crimen son altos en todas partes. Algunos de estos, como los relativos a seguridad y atención a la salud, pueden cuantificarse; otros son más intangibles. En Chile, uno de los países más seguros de la región, casi la tercera parte de los habitantes dicen que sus vecindarios son afectados por bandas de delincuentes.

Algunas de las causas de la enfermedad del crimen en América Latina son de raigambre profunda: una explosión demográfica de jóvenes, para empezar, y niveles obstinadamente altos de desigualdad de ingreso. Otras provienen de fuera de la región: la demanda de drogas en Estados Unidos y la oferta de armas desde allá. Pero existe un culpable más susceptible de atención: el sistema de justicia penal de la región. A menudo los villanos actúan con impunidad. La tasa global de enjuiciamientos por homicidio es de 43 por cada cien; en AL es de 24. Las cárceles están abarrotadas de delincuentes menores, que forman un albañal de talento en el que las bandas endurecidas enganchan nuevos miembros.

Abundan ejemplos de policías corruptos, tribunales burocráticos y prisiones infernales; las historias de éxito son escasas, pero ofrecen lecciones valiosas. La primera es alejarse de las políticas de mano dura, que saturan las cárceles y los sistemas judiciales, y cambiarlas por principios de prevención y rehabilitación. La muy afamada policía de Nicaragua ofrece consejos a adolescentes descarriados; su tasa de homicidios es una de las más bajas de América Latina. La policía de Colombia, que en el curso de los años ha mejorado mucho en el combate al crimen organizado, ha adoptado un sistema de policía basado en la comunidad para enfrentar la criminalidad cotidiana. Más de la mitad de las prisiones de la República Dominicana aplican un enfoque de estilo escandinavo en la educación y la capacitación: las tasas de reincidencia se han derrumbado.

Una segunda lección es la importancia del compromiso político. Las políticas de mano dura resultan contraproducentes, pero son populares: se necesita temple para adoptar un enfoque más suave hacia el crimen. Un mejor sistema de justicia penal también requiere más dinero y esfuerzo sostenido. A los mal pagados policías peruanos se les permite doblar como guardias de seguridad privados, dentro de un pernicioso esquema de trabajo 24 por 24; sería mejor pagar más por una fuerza de tiempo completo que no considere el servicio público como una interrupción de la tarea en la que gana buen dinero. La coordinación es esencial: los esfuerzos por echar a las bandas de favelas específicas en Río de Janeiro han reducido el crimen, pero los críticos alegan que los delincuentes simplemente se han mudado a otras partes de la ciudad.

No tan elemental
El tercer elemento del éxito es institucional: un marco que permita al sistema de justicia penal operar con independencia, sin que sus actos dejen de estar sujetos a rendición de cuentas. Los políticos interfieren con demasiada frecuencia; un ejemplo reciente es la destitución de Claudia Paz y Paz, intrépida procuradora general en Guatemala. Muy rara vez se llama a cuentas ante supervisores externos a policías, fiscales y jueces que incurren en anomalías. Sólo en tres países más de la mitad de la población expresa alguna o mucha confianza en sus sistemas de justicia. El problema del crimen en América Latina no puede resolverse si el estado de derecho no es aplicable a todos sin distinción.

Traducción de textos: Jorge Anaya

Derechos: Economist Intelligence Unit en asociación con INFOESTRATÉGICA www.infoestrategica.com
La realidad de la economía de México...
Última actualización: 22/Jul/14
La mano dura no funciona
Estados Unidos:  
Tropezón en abril

El PIB de Estados Unidos  
se contrajo en el primer  
trimestre, lo que despertó  
temores de que la  
economía esté volviendo a  
perder impulso cuando  
debería acelerar. En  
realidad, creemos que  
está en camino de una  
fuerte expansión y que  
este retroceso se debió  
sobre todo a la severidad  
del clima, que entorpeció  
la actividad económica, y  
a que las empresas  
redujeron inventarios.  
Esperamos un repunte en  
el segundo trimestre,  
cuando empresas y  
consumidores realicen las  
inversiones que  
detuvieron en el primero.  
Creemos que el  
crecimiento rebasará 3  
por ciento en cada uno de  
los tres próximos  
trimestres. Sin embargo,  
como resultado del débil  
desempeño del primer  
trimestre y la subsecuente  
ampliación del déficit  
comercial, que en abril  
llegó al punto más alto en  
dos años, hemos reducido  
nuestro pronóstico de  
crecimiento del PIB para  
2014 de 2.5 a 2.2 por  
ciento. ...... Leer más
Sacudidas  
monetarias

Este mes se cumplen 70  
años de que 730 delegados  
se reunieron en Bretton  
Woods, Nueva  
Hampshire, para reabrir  
un viejo debate. El  
comercio mundial ha  
enfrentado desde hace  
mucho tiempo una  
tensión fundamental:  
mientras más  
certidumbre construyen  
los países en torno a los  
tipos de cambio, menos  
margen de maniobra  
tienen para atender los  
asuntos económicos  
internos. ...Leer más
Resumen semanal  
de Indicadores  
Económicos de  
México

A continuación se  
presenta el resumen  
semanal de indicadores  
económicos y financieros  
de México  
correspondientes a la  
semana del 30 de junio al  
6 de julio de 2014:

Actividad del sector de la  
construcción (muestra un  
moderado avance  
respecto a marzo). En  
abril de 2014, el valor  
real de la producción y el  
personal ocupa-do en la  
industria de la  
construcción avanzaron  
1.15% y 0.35%, en ese  
orden, respecto al mes  
anterior (con cifras  
desestacionalizadas);  
mientras que las  
remuneraciones medias  
reales pagadas en esta  
industria lo hicieron en  
0.92% en el lapso  
referido... Leer más
© Copyright 2014 GAEAP
This website is created with WYSIWYG Web Builder from http://www.pablosoftwaresolutions.com
Información de contacto:
Tel. (477) 326-3633
alejandro@gaeap.com

Para estar bien informado todos los días respecto a lo que pasa en la economía y las finanzas de México y el mundo
suscríbete GRATIS al Servicio Informativo de GAEAP
Ir a página principal de gaeap.com
 
Back
Next